LIPOLASER 

La tecnología del Lipo Láser no invasiva,  trabaja con un conductor de láser patentado, es un láser frío que se pasa sobre la piel. 

La grasa puede ser drenada por el sistema linfático. El Lipo-láser trabaja enfocando, el láser frío de color rojo que impregna a las células grasas (adipositos) y activa la mitocondria de la célula para romper y liberar la grasa de las células. 

Como resultado la licuefacción de las grasas, la grasa licuada se drena a través del drenaje linfático. La eficacia de drenaje de la grasa durante y después del tratamiento depende del funcionamiento del sistema linfático, que es responsable de la eliminación de los desechos del cuerpo. 

Es seguro, sin algún efecto secundario, indoloro y NO INVASIVO.

La sesión es de 15 min, y tenemos que dejar entre 48 y 72 hrs entre cada sesión, es decir 2 o 3 veces por semana. Son recomendables al menos 5 sesiones para que la persona evalué sus resultados. 

Este tratamiento esta contraindicado para personas: con insuficiencia renal o hepática, trastornos auto inmunes, cáncer activo, o aquellas que están embarazadas o lactando.